dimecres, 25 de setembre de 2013

L'esterilització és la solució


(I)

Hola, soy yo.
Sí, lo sé. Dime.
Pues mira: ha pasado algo. Resulta que este fin de semana a mi hijo le tocaba estar con su padre, y ya van dos fines de semana seguidos que me lo devuelve sin duchar y, claro, las vecinas se dan cuenta y me lo echan en cara, y la que queda de guarra en el vecindario soy yo... ¿Sigues ahí?
Sigo aquí, aunque no sé muy bien el motivo, la verdad.
Además, el niño tiene el pelo graso, que lo ha sacado de su padre, y enseguida se nota si está duchado o no.
Tela...
Entonces, mi pregunta es: ¿qué podemos hacer al respecto? Porque, claro, para hacerse fotos con su hijo y ponerlas en el whatsapp sí que tiene tiempo, pero para duchar al niño no, eso que lo haga su madre.

(II)

Mi hija me ha contado que este fin de semana su padre la ha reñido.

La clienta ha tingut el detall de portar la filla, de set anys, al despatx.

Disculpa, ¿puedes decirle a tu hija que baje el volumen de la videoconsola?
Hija, haz el favor...

La xiqueta alça la mirada de la pantalleta i me mira desafiant.

La cuestión es que me preguntaba si esto es motivo para anular las visitas de fin de semana, porque a mi hija nadie le habla así.

Em torne a adreçar a la xiqueta:

Niña, ¿por qué te riñó tu padre?
Por nada...
¿Por nada?
Bueno, sí: porque le rayé las puertas del coche con un alambre.



1 comentari:

pons007 ha dit...

quina perla la nena, no em vull imaginar lo que li consenteix la mare

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails