divendres, 10 de febrer de 2012

Nitro


En una estoneta tinc una vista per resoldre la declaració d'inventari de la liquidació d'una societat de guanys d'un matrimoni que porta més de més anys divorciat però que ha estat incapaç en tot este temps de posar-se d'acord sobre com volen repartir el seu patrimoni.

Per si no fóra prou interessant (que no, que no ho és) m'ha tocat encarregar-me de la defensa dels interessos de la dona:

— Acuérdate de que el viernes tenemos la liquidación del inventario.
— No me olvido, no... después de tantos años y de...
— Es a las diez. En punto.
— A las diez. ¿Estará él?
— ¿Tu ex marido? Claro. Tiene que estar.
— Es que cuando lo veo me pongo muy nerviosa y ya sabes que estoy operada del corazón...
— Lo sé, lo sé.

De determinats clients conec massa informació.

— Bueno, pues yo iré medicada de casa, pero llevaré por si acaso la pastilla que me recetó el médico para los infartos.
— Bien hecho.
— Sí, la llevaré en el bolsillo de delante de la chaqueta, así si noto algo raro me dará tiempo a cogerla.
— Bien pensado.
— Acuérdate, en el bolsillo de delante, ¿eh? Así tú también lo sabes por si me entrara algo y no me diera tiempo a mí, la coges y me la das tú.
— ¿Perdona?
— Pues eso. Ah, y tienes que ponerla debajo de la lengua.

Nitroglicerina sublingual per a acabar una setmana explosiva. 

1 comentari:

Sótano ha dit...

Fotre que responsabilitat ¡¡¡ ho dic amb coneiximent de causa¡¡...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails