dilluns, 14 d’abril de 2014

Consentiment tàcit (III)



Dissabte, 16.30 hores
Estoy tirado en el sofá.
¿Solito?
Sí, solito.
Qué mal, ¿no?
Estoy de guardia, así que contaba con ello.
Entonces, ¿estás solo no porque no tengas con quien estar, sino porque quieres?
Sí, soy así de adulto.

17.15 hores
¿Has venido en chándal?
Le he dicho a mi madre que iba al gimnasio.
Joder.

17.20 hores
Ya sé qué quiero estudiar.
Sí, creo que quiero ser abogado.
De puta madre: lo único que necesita esta sociedad son más abogados.

17.25 hores
A ver, necesito que me digas si gritas así porque te duele o porque te gusta.
Es que no lo sé... llega un momento en el que se confunden las dos cosas. Tú dale un poco más fuerte a ver qué pasa.
Vamos a acabar en urgencias...

18.00 hores
No hay nada como un buen polvo para pasar la resaca.
No me gusta que hables así.
Vale, perdona.
Estoy de coña, idiota. Dime, ¿saliste ayer?
Sí, tenía el cumple de un amigo en Cánovas y, ¿sabes qué?, no me pidieron el carnet en toda la noche. Los seguratas creen que ya tengo dieciocho.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

Ara ja sabem quan dura un polvo de Rasoir. Potser la culpa la té que ja fa massa anys que no et demanen el carnet...

Anònim ha dit...

Quant*

Anònim ha dit...

Ja haurà d'estar bo i ja haurà de follar prou bé perquè el seguisques veient.

pons007 ha dit...

em preocupa sobretot lo dels advocats, sobretot treu-li del cap.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails