dimarts, 18 de novembre de 2014

Episodio Piloto #2



 
Errores de bulto

Este verano he leído más artículos sobre el paquete que luce Justin Theroux en la serie The Leftovers que sobre la reforma electoral que pretende perpetrar el PP a menos de nueve meses de las elecciones locales y autonómicas.

Abro paréntesis. Reconozco que tengo un problema a la hora de priorizar mis lecturas, pero es que no se puede comparar el efecto hipnótico y el interés que despierta la anatomía desbordante de Theroux con el de un pucherazo electoral de manual. Y más teniendo el cuenta el calor que ha hecho este verano. Cierro paréntesis.

El tamaño de la entrepierna alegre y libérrima del protagonista de esta producción de HBO ha sido, sin duda, la mejor promoción para una serie que acaba de poner punto final a su primera temporada y que, inexplicablemente, ya ha confirmado el rodaje de una segunda. A ello contribuyó, con toda seguridad, que Liv Tyler, compañera de reparto de Theroux, afirmara en una entrevista en televisión que llegó a “distraerse” durante el visionado del episodio piloto por aquéllo que su compañero lucía sin ningún tapujo.

Las escenas de Theroux saliendo a correr en chándal y sin calzoncillos no sólo han generado decenas de artículos en la prensa más intrascendente, que a fin de cuentas es la que más se lee, sino miles de tuits, comentarios en blogs y maravillosos gifs animados en Tumblr (esa red social de porno para hipsters), hasta llegar a un punto en el que resulta imposible encontrar una crítica de la serie que no incluya, aunque sea de rebote, una referencia al premeditado y obvio bamboleo de Theroux.

Lo bueno de todo esto es que mientras nos entretenemos con estas cosas no hablamos de una serie que, a pesar de tener un punto de partida interesante (¿qué pasaría si desapareciera de golpe el 2% de la población mundial?) y de grandes momentos muy excepcionales, está muy mal resuelta y que necesitaría prescindir de horas y horas de rodaje y de la mitad de las subtramas para enderezar un tortuoso rumbo.

La última palabra, como siempre, la tiene cada espectador, que sólo tiene que decidir si en The Leftovers el bulto compensa tanto error.



Publicada en Levante-EMV, el 10/IX/2014

1 comentari:

G. Rodríguez ha dit...

Y yo que me he visto la serie entera de darme cuenta de semejante y apetecible bulto... disiento respecto a las subtramas, creo que le dan un punto extra de interés a The Leftovers, en realidad a veces acababa un poco harto de los Garvey y me hubiera gustado ver cómo había afectado el incidente a otras peronas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails