dimecres, 27 d’abril de 2011

Guàrdia de Pasqua (II)

- ¿No te sabe mal que haya un detenido en comisaría mientras tú y yo seguimos en la cama?
- Me da vueltas la cabeza por culpa de la cerveza y del meneo. Necesito una ducha.

Mentre em dutxava vaig preguntar al meu convidat:

- Me sabe fatal tener que irme... ¿quieres quedarte en casa mientras voy a la comisaría? No creo que tarde más de media hora.
- ¿No es un poco imprudente dejar a un desconocido solo en tu casa?


Vaig tancar l'aixeta i mentre em rotllava amb la tovalla vaig apuntar:

- No me preocupa en absoluto, la verdad: no tengo nada de valor, trabajo en los juzgados y me llevo muy bien con los departamentos de la Policía Judicial y de Investigación. Además, has dejado ADN por toda la habitación... sería pan comido atraparte.
- Vaya -contesta entre rialles-, en eso no había pensado... de todos modos sería un poco raro quedarme aquí solo.

Mentre em passava la camisa, vaig suggerir:

- ¿Y te parecería menos raro acompañarme a la comisaría?

Vint minuts després, i a la porta de la comissaria, vaig insistir:

- Recuerda: si algún agente de la Guardia Civil te pregunta algo le dices que eres un alumno de Derecho en prácticas.
- Muy bien.
- Joder... Si estoy haciendo esto es que todavía debo estar borracho.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails